Fue en el CES de 2018 cuando la marca china, Vivo, nos mostró el prototipo de un teléfono con cámara retráctil, es decir, el módulo de la cámara salía del interior del dispositivo. La idea era interesante, pero ante la novedad comienzan a surgir las dudas sobre su funcionalidad, y el hecho de que el equipo tardara mucho tiempo en salir al mercado llevo a los usuarios a cuestionarse si de verdad esta era una solución que justificaba abandonar las cámaras frontales de su posición clásica para apostar por este tipo de innovaciones.
Pero fue hasta que llegó OPPO con el Find X que todo comenzó a tomar sentido, pues este fue el primer teléfono en llegar al mercado con un mecanismo que escondía la cámara frontal, y la cual salía únicamente cuando la necesitábamos, demostrando que la idea era interesante y funcional, aunque siempre quedó en duda la resistencia de este tipo de mecanismos.

Resultado de imagen de oppo find x gif
OPPO Find X
Después de OPPO vimos como más fabricantes se empezaron a sumar a esta moda, llegó Xiaomi con el Mi MIX 3, que ofrecía una idea totalmente diferente a lo que vimos en el OPPO Find X y el Vivo Nex, pues básicamente lo que hacía este teléfono era deslizar su pantalla hacía abajo para mostrar la cámara frontal.

Resultado de imagen de xiaomi mi mix 3 gif
Xiaomi Mi MIX 3

También llegaron los modelos de Honor que copiaban la idea de Xiaomi, OPPO por su cuenta diseño otro tipo de mecanismos similares a los del Find X para el Reno 10X Zoom, sin embargo, parecía que esta guerra de diseños extraños para deshacerse de la cámara estaba llegando a su fin con un sistema que muchos fabricantes comenzaron a usar, y el cuál venía directamente del Vivo Nex, es decir, del módulo interior que salía cada vez que queríamos tomar una selfie.

OnePlus, Huawei, Honor y Xiaomi apostaron mucho por este sistema

La idea del Mi MIX 3 quizá no era la mejor ni la más cómoda, y Xiaomi decidió apostar por la cámara retráctil al estilo del Vivo Nex con sus Mi 9T y Mi 9T Pro, mientras que los Oneplus 7 Pro y y 7T Pro también usaron este mecanismo el año pasado. Por su parte, Huawei lo uso para dispositivos como el P Smart Z, el Y9 Prime o el Honor 9X.

Resultado de imagen de ONEPLUS 7T PRO GIF
OnePlus 7 Pro

Incluso Samsung se atrevió con un mecanismo similar en el Galaxy A80, aunque este su idea era la de “voltear” la cámara trasera para usarla de delantera cuando fuera necesario.
Todo esto nos llevó a pensar que probablemente la cámara retráctil sería la tendencia a seguir en los próximos años, pues todos los teléfonos antes mencionados se presentaron en 2019, sin embargo, esta tecnología estaba destinada a morir.


Samsung y Huawei “mataron” las cámaras retráctiles

Aunque el auge de las cámaras retráctiles llegó en el 2019, fue a finales de 2018 cuando se presentó la tecnología que acabaría con esta moda pasajera, y llegó de la mano de Samsung y Huawei con el Galaxy A8s y el Honor View 20.


Y es que estos fueron los dos primeros teléfonos del mundo con la famosa “pantalla perforada”, y fueron anunciados con unas horas de diferencia, sin embargo, en su momento no generaron tanto ruido como se esperaba.
En el caso de Samsung, la firma siguió su plan de acción y le dio esta característica a sus gama alta de 2019, pues los S10 fueron los primeros equipos del mundo de esta gama que estrenaron la pantalla agujerada, mientras que Huawei apostó por el notch de gota en el P40 y por el clásico notch (al estilo del iPhone) en el Mate 30 Pro, aunque algunos modelos de gama alta económicos de Huawei y Honor sí llegaron a usar la pantalla perforada el año pasado,  sin embargo, fue hasta finales de 2019 cuando Huawei empezó a usar dicha tecnología con recurrencia.

Galaxy S10+

El 2020 es el año de las pantallas perforadas

Parece que al final Samsung tenía razón, la pantalla perforada parece ser el futuro en esta guerra por tener pantallas con marcos cada vez más reducidos, pues no solo son estéticamente mejores, sino que también más cómodas y rápidas de utilizar en comparación de los teléfonos con cámaras retractiles.

OPPO Find X2

Prueba de ello está en que muchas marcas chinas que en su momento apostaron por las cámaras retractiles ahora están lanzando smartphones con agujero en pantalla, ahí está el caso del Xiaomi Mi 10, el Realme X50 Pro 5G o el OPPO Find X2 (sucesor del primer teléfono de OPPO con cámara retráctil). Lo que indica que probablemente marcas como OnePlus, Vivo, y demás compañías terminen adoptando las pantallas perforadas en lugar de las cámaras retractiles.