Cada vez es más difícil saltarse Netflix con VPN


El pasado mes de enero, y poco después de confirmar su llegada a todos los países del mundo (excepto China y los que tienen embargo de EEUU, claro), Netflix hacía toda una declaración de intenciones: el servicio de vídeo bajo demanda anunciaba una detección mejorada de proxies y VPN, con la intención de cortar el acceso a aquellos usuarios que utilizaran dichos sistemas para saltarse el bloqueo geográfico.
Por aquel entonces no daban muchos más detalles sobre la tecnología a utilizar y lo eficiente que podría llegar a ser ésta, aunque ahora, meses después, ya lo estamos comprobando en nuestras propias carnes: algunos servicios que ofrecían estos recursos funcionan de forma intermitente o, en algunos casos extremos, han dejado de funcionar por completo. De hecho, se han dado casos de VPN "caseras" detectados. Pero ¿por qué Netflix se ha puesto en serio con esto y por qué ahora?

¿Por qué se utilizan y por qué ahora los han bloqueado?

La primera pregunta es muy fácil de responder: algunos usuarios de Netflix recurren a proxies o a VPN (Virtual Private Networks) para saltarse el bloqueo geográfico que impone el servicio. Esto tenía sentido antes, cuando desde algunos países no se podía acceder a Netflix, pero también ahora: el catálogo es distinto en cada territorio y en algunos lugares, como Estados Unidos, es muy superior en calidad y variedad al resto.
"Es muy difícil detectar a los usuarios de VPN", nos decía Reed Hastings (CEO de Netflix) en un encuentro con la prensa la semana pasada. Pero ¿por qué ahora bloquean, y no antes? "Bueno, también los bloqueábamos antes. Es sólo que ahora hemos recurrido a una empresa externa que tiene nuevas técnicas", explicaba Hastings.
DESDE NETFLIX ASEGURAN QUE TAMBIÉN ANTES BLOQUEABAN VPN, AUNQUE AHORA SON MÁS EFECTIVOS PORQUE HAN CAMBIADO DE SISTEMA
Si algo nos han demostrado los directivos de la compañía a lo largo de todas las entrevistas que les hemos hecho es que es difícil sacarles del discurso oficial, pero en este caso lo que dice Hastings se contradice con lo que decía Neil Hunt, Chief Product Officer, en enero de 2015, ante los crecientes rumores que aseguraban que Netflix había prohibido los VPN en sus términos de uso:
"Las informaciones que dicen que hemos cambiado nuestra política con los VPN son falsas. La gente que usaba VPN para acceder a nuestro servicio desde fuera de una zona se encontrará en que eso todavía funciona exactamente como siempre lo había hecho". (Neil Hunt, Chief Product Officer de Netflix, enero de 2015)
Parece lógico pensar que el hecho de que el servicio sea ahora global puede ser una de las causas de este cambio de filosofía por parte de Netflix. Antes, con los VPN, la plataforma tenía clientes incluso en países donde no ofrecía su servicio (que, además, eran potenciales clientes para cuando llegasen oficialmente). Aunque siempre (o casi siempre, con lo que decía Neil Hunt de referencia) se mostrasen en público en contra de los VPN, de puertas para dentro veían claramente que no les perjudicaban, ya que era gente que igualmente pagaba por su servicio. Mejor eso que nada.

Ahora ocurre algo similar: ¿qué importa que yo, desde España, entre a Netflix EEUU con un proxy si a Netflix le pago igualmente? Aquí es donde seguramente (nótese que todo esto son elucubraciones mías ante la falta de respuesta de Netflix) entren los propietarios de los derechos. ¿Han obligado los proveedores de contenidos a implementar una política más agresiva contra los VPN a cambio de negociar con ellos licencias globales? "No, los proveedores de contenidos siempre han estado en contra de los VPN", nos respondía Reed Hastings.
En su blog oficial, y justo cuando anunciaba la mejora en la detección de estas herramientas, la compañía aseguraba que éste es un precio a pagar por ser un servicio global. Sí, ellos defienden un mercado global donde todo el mundo pueda ver el mismo contenido desde cualquier país pero, mientras todavía el mercado no llegue a ese modelo, dicen que continuarán "respetando y haciendo cumplir la licencia de contenidos por localización geográfica". Lo mismo explicaba Hastings en otra entrevista en marzo:
"Tenemos la obligación de respetar los derechos de los contenidos que compramos. Es una cuestión de justicia. Otros han pagado por los derechos en Alemania, entonces debemos respetarlo, al igual que esperaríamos lo mismo de ellos" (Reed Hastings, CEO de Netflix)

Los servicios de VPN, en problemas

Existe gente que utiliza su propia VPN para navegar por motivos de seguridad, pero también hay compañías que directamente promocionaban sus servicios de proxies como método para saltarse el geobloqueo de Netflix, Hulu y otras plataformas de entretenimiento. Desde que se instauró el nuevo bloqueo, estas empresas se están viendo con serios problemas para poder seguir ofreciendo el acceso ilimitado a Netflix. Tan sólo hace falta echar un vistazo a los mensajes del subreddit Netflix by Proxy para ver el "lío" que estos bloqueos han propiciado. Ahora éste funciona, ahora no, ahora sí, ahora no...
Netflix no ha dado demasiados detalles sobre qué tecnología utilizan ahora para detectar y bloquear VPN, salvo que es algo desarrollado por terceros que utilizan otras compañías. Hastings decía en marzo que se trataba de "reconocer direcciones IP", pero posiblemente estén usando listas más amplias, listas que se actualizan cada poco y algún método adicional. Además de bloquear los servicios clásicos que utiliza mucha gente, desde Xataka hemos comprobado que también ocurre con algunos VPN personales, instalados en servidores de populares compañías que ofrecen alojamiento web.
NO SÓLO BLOQUEAN EL ACCESO A TRAVÉS DE VPN Y PROXIES COMERCIALES, SINO TAMBIÉN DE OTROS "CASEROS" INSTALADOS EN SERVICIOS DE HOSTING
Adicionalmente, parece que no sólo hablamos del bloqueo a los usuarios, sino también a alguna empresa en concreto. Unblock Us, una de las soluciones más populares, no sólo hacía desaparecer hace unas semanas el nombre de Netflix de su sitio web (hasta entonces lo usaban como reclamo), sino que anunciaba que se veían obligados a dejar de utilizar Paypal como método de pago.

¿El motivo? Paypal, sin referirse en concreto a ellos por el nombre, decía que no permiten "el uso de su servicio para transacciones que infringen el copyright u otros derechos de propiedad", incluyendo, según ellos, "el permitir intencionadamente el acceso a series o películas en lugares donde la distribución de contenido no está autorizada por los propietarios de los derechos".

¿Y ahora qué?

Ya bien sea por presión de terceros o por las propias medidas de Netflix, son muchas las compañías que están sufriendo problemas además de Unblock Us: The Next Web mencionaba Private Internet Access, ExpressVPN y Mullvad, pero en las quejas de Reddit podéis ver muchas más. Y parece que tenemos bloqueo para rato, con Netflix insistiendo en que no van a dar marcha atrás: vivimos en un mundo de servicios globales pero de licencias de contenidos regionales, y ésta es su directa consecuencia.
SON NUMEROSOS LOS SERVICIOS DE PROXIES Y VPN QUE YA NO FUNCIONAN O FUNCIONAN DE FORMA INTERMITENTE, PERO NETFLIX DICE QUE TAN SÓLO UNA MINORÍA LOS UTILIZA
Además, ahora más que nunca, Netflix tiene muy poco que perder: su servicio funciona en todos los países y la gente que utilizaba VPN para acceder a él ya no lo necesita. ¿Y la gente que recurría a ellos por catálogo y que ahora se frustra al no poder acceder? Aquí Reed Hastings restaba importancia ayer, durante la presentación de sus resultados trimestrales, al efecto que podían tener los bloqueos en el número de suscriptores: "Es una minoría pequeña pero bastante expresiva".

Share this:

 
Copyright © Trucos Del PC. Designed by OddThemes | Distributed By Blogger Templates20