Cómo actualizar a Windows 10 evitando problemas





Es posible que se puedan presentar problemas durante la descarga/instalación de Windows 10 si para ello utilizamos la oferta de actualización gratuita mediante Windows Update. Hay algunos errores de Windows Update que se producen simplemente porque el momento no es el adecuado y puede deberse a que los sitios web están ocupados, las conexiones a Internet están saturadas u otra serie de factores. En ocasiones, estos problemas se pueden solucionar intentando instalar nuevamente la actualización más tarde. Todo dependerá del entorno de la actualización, de la conexión a Internet, del estado del equipo y de todo lo que pueda haber instalado en la máquina.
Por eso yo siempre aconsejo preparar primero el sistema (Windows 7 ó Windows 8) antes de actualizar para evitar posibles contratiempos. En teoría no tiene por qué haber ningún problema, pero es posible que algunos programas instalados y software de controladores, especialmente, impidan la instalación o creen toda clase de conflictos. Sigue este proceso para intentar actualizar a Windows 10 evitando al máximo los problemas:

1. Decarga la herramienta de creación de medios que corresponda a tu arquitectura (32 o 64 bits) desde esta página.
Ejecuta la herramienta y escoge "Crear un medio de instalación para otro PC". Después de seleccionar Idioma, Edición y Arquitectura, en la siguiente pantalla elige "Archivo ISO". Se descargará un archivo iso (windows.iso) que quemarás en un DVD utilizando la herramienta de Microsof "Windows USB/DVD Download Tool" que puedes descargar desde esta página.

2. Desinstala cualquier software de seguridad que tengas instalado: antivirus, antispyware, firewall de terceros y sobre todo cualquier otro programa que pueda afectar, modificar o controlar la configuración del sistema: optimizadores de rendimiento, aceleradores, programas de limpieza, reparadores, utilidades que modifican opciones ocultas, etc... (esto es importante). Desactiva Windows Defender. Asegúrate que el sistema tiene las últimas actualizaciones de Windows Update. En este momento desconecta de Internet (ni cable ni wifi ni ningún tipo de conexión a la red).

3. Desinstala el controlador de vídeo. Debido a la gran cantidad de problemas que estamos viendo en las actualizaciones a Windows 10 relacionados con los chips gráficos, la mayoría no compatibles con el nuevo sistema, es mejor tomar esta precaución. Para desinstalar el controlador gráfico acude al Administrador de dispositivos / Adaptadores de pantalla / clic derecho sobre la tarjeta gráfica / Desinstalar.

4. Reinicia el sistema un par de veces y prueba a instalar Windows 10: para ello abre el medio de instalación en el explorador de archivos y busca el archivo "setup.exe" en el directorio raíz y ejecútalo para proceder a la actualización a Windows 10. Si se presentara algún problema o mensaje de error, pasa al punto siguiente.

5. Desactiva todos los dispositivos USB que tengas conectados, como controladores de juego, llaves USB, disco duro externo, impresoras, tarjetas inteligentes, pendrives, cables HDMI conectador al televisor y cualquier otro dispositivo no esencial. Prueba de nuevo la actualización. Si hubiera de nuevo algún error en la instalación, pasa al punto siguiente.

6. Realiza un inicio limpio del sistema y vuelve a intentar la actualización desde el explorador de archivos. Para saber cómo realizar un inicio limpio, puedes consultar esta otra página.

7. Durante el proceso de instalación no hay que introducir nunca la clave de activación. Ésta se producirá de forma automática una vez concluya la instalación.

Share this:

 
Copyright © Trucos Del PC. Designed by OddThemes | Distributed By Blogger Templates20